jueves, 13 de mayo de 2010

Despertando a los reformadores



El evangelio moderno esta sutilmente adulterado y se necesitan varones que esten cerca de Dios para oir sus deseos y dar la voz de alarma