miércoles, 24 de marzo de 2010

Tirando todos los yugos


Las multitudes y sobre todo los grupos dependientes ,están más abiertas a los mensajes que apelan a las emociones, donde no hay que usar la razón. Algunas de las iglesias más numerosas son concurridas por este tipo de gente, la que desea que otros piensen por ellos. Las multitudes prefieren lo emocional, lo experimental, donde no tienen que pensar y donde la vida (el ambiente, el show, la música) los controla. Prefieren una «fe sencilla», una santidad mágica e instantánea en las que sólo tienen que «creer».

Algunos hombres de Dios ganan a estas personas y las ayudan a aprender a ser completamente humanas, usando su mente, alma y espíritu para servir al Señor. Lamentablemente hay otros que aprovechan esta tendencia de pereza espiritual para tener grandes cantidades de discípulos. Mantienen una «espiritualidad» que deshumaniza, protegiendo a su pueblo de crecer. «Curaron la herida de la hija de mi pueblo con liviandad».

Una de las herramientas mejores para el diablo es la mente pasiva, controlada y receptiva, que no busca discernir y entender cómo realmente obra Dios. Pablo Freiré -con quien no comparto sus lineamientos políticos- señala que la mayoría de las personas son sólo objetos y no sujetos. La persona sujeto tiene la capacidad de analizar situaciones y tomar decisiones para integrarse a la realidad o para cambiarla (transformar). En cambio, la persona objeto sólo se adapta a la situación. En otras palabras» no son personas que toman decisiones para ellos mismos basadas en una comprensión adecuada de la vida. Necesitan aprender a pensar -discernir- para entender las influencias que los están controlando. Muchas personas viven de mitos o con un entendimiento místico de la vida, sin entender las causantes de las situaciones. B resultado es que otros los usan o los manipulan sin que se den cuenta.

Necesitamos cristianos que dejen de ser manipulados o usados, que dejen los mitos y magia para volverse a una conciencia acertada de quién es Dios y cómo El obra. La ignorancia de los principios de la Palabra de Dios que existe en la Iglesia es como una puerta abierta para muchos males.

En el libro La mente cristiana, el autor dice que muchas personas oran y adoran como cristianos; sin embargo, no piensan como cristianos. Blamires, el autor, dice que para la mayoría hay un grado de flaqueza y de impotencia inigualado en la historia cristiana. Pregunte a cualquier librero cristiano acerca de lo que vende en verdadera cantidad: la «espuma» (biografías espectaculares, tarjetas, casetos, etiquetas, sourvenirs, etcétera). Ni siquiera leche espiritual, en muchos casos. Los libros que tienen contenido casi ni se tocan. Muchos dicen que no tienen tiempo; sin embargo» tienen tiempo para mirar la televisión, lo que lleva «basura del mundo» directamente a la mente. Algunos estudios han demostrado que los creyentes miran los mismos programas que la gente del mundo. ¡Con razón que no piensan en forma muy diferente!

Salgamos de esta decadencia y con humildad usemos nuestras mentes y fuerzas para conocer a Dios y su verdad. «Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová». | jAdelante?

1 comentario:

martins111 dijo...

Primeiramente ao adentrar nesta página reconheço seu valor e a importância de seu autor(a) para a nobre causa do Senhor Jesus Cristo.
Dito isso, quero convidar você que está lendo estas minhas palavras, a prestar um pouco mais de atenção as revelações do Espírito Santo Verdadeiro em nossos dias.
Por se tratar de um assunto de interesse universal, pediria sua amável atenção, em uma breve, mais com certeza, produtiva visita ao nosso blog, onde estão depositadas Revelações do Senhor Jesus Cristo, para as quais peço encarecidamente que nos ajude a divulgar. Pois estamos vivenciando um memento muito sensível da palavra profética. Desde já suplico as bênçãos do Pai, do Filho e do Espírito Santo Verdadeiro sobre todo aquele que atender esse nosso chamado em nome do Senhor Jesus Cristo. Clique em martins111 - João Joaquim Martins. OU http://joaorevela.blogspot.com/