viernes, 18 de junio de 2010

Así te siguen alabando los gitanos de chile, en nuestra propia lengua Jesús. La que tu entiendes la del corazón