viernes, 3 de junio de 2011

Un matrimonio inmutable en su vida Cristiana.



Cuando uno pregunta sobre héroes, o tal vez sobre personas importantes, muchos enseguida mencionan a los artistas de la televisión, o a deportistas, o tal vez a cantantes famosos. Pero la vida de muchas de esas personas a veces está bien lejos de ser ejemplar. ¿Cuantos artistas no se casan y se divorcian una tras otra vez? ¿Cuantos aun son detenidos por la policía por conducir sus coches bajo los efectos del alcohol? No sucede así con los hombres de Dios. Hombres bien ordinarios, pero que, a causa de su fidelidad, son dignos de ser imitados.

Juan José e Irene nos enseña, de manera bien práctica, que es posible ser fieles a Dios; sin importar los riesgos. Éllos nos han mostrado la importancia de ello, no solo por su propio bien, sino también por el bien de nuestros semejantes. Seamos fieles como Juan José e Irene.

1 comentario:

Telaviv Yohanka dijo...

Bendecido Sea Siempre Hermano Diego Cortes Ud Y Toda Su Hermosa Familia. Lindo Escrito Y Lleno De Verdad. Que Dios Lo Siga Colmando De Saviduria. Jesus Nuestro Mentor Siga Afirmando Sus Pasos En Rectitud. Toda Gloria Y Poder A Nuestro Senor JesuCristo Cuvierto De Eternidad, Amen Y Amen.