viernes, 7 de octubre de 2011

Carta Abierta.

No es fácil soportar que te critiquen. Lo entiendo bien, yo lo estoy pasando. Tus ilusiones y tantos sueños Hoy de repente se pudieron derribar.

Y es que la gente, solo señala Con corazones que no tienen piedad. Se les olvida, que el buen samaritano Tuvo misericordia antes que dejarte abandonar. Y tristemente esta es la realidad de una religión que el mal domina. Si no entendemos cual es nuestro papel no entraremos allá arriba.

Tú dale la mano al caído. Tú al que crees desnudo dale abrigo. Al que esta hambriento alimento y al que esta triste consuelo. Y tú que lees nunca te olvides de donde Dios te ha sacado, no vaya a ser que mas adelante caigas por no haberte cuidado.

Se que te sientes solo por el rechazo, que te persigue y no puedes escapar. Tus amistades te abandonaron, pues al ser criticado te decidieron marcar. Y es que la gente, solo señala con corazones que no tienen piedad. Se les olvida, que el buen samaritano tuvo misericordia antes que dejarte abandonar.