martes, 16 de agosto de 2011

Padre nuestro, Rey nuestro, Míranos desde lo Alto.


Enséñame Padre mío, a que mi oración sea sencilla y que llegue a Tu Trono de Gracia, enséñame a valorar las cosas sencillas que me haces vivir, a verte en lo mas simple y sencillo de una sonrisa, de una mirada, de un paisaje, de mi vivir cotidiano Elohim.



Por que Tú eres mi Alegría, Tú eres mi Ilusión y mi Esperanza, Tú eres mi Refugio, cuanto me amas Hashem.