viernes, 26 de agosto de 2011

Un llamado a la Casa de Efraín/Israel. (Las ovejas perdidas).


Soñemos de nuevo por unos instantes, que nosotros el pueblo Gitano formásemos parte de esa tribu que se esparció por el mundo la tribu de Efraín. Y tuviésemos la honra y dicha de tener en nuestro caminar por el mundo el ser pertenecientes a el pueblo escogido del Eterno, y si soñando llegásemos a tener que retornar a nuestro origen y ese sueño tuviese que cumplirse, yo diría no despertarme dejadme seguir soñando por que al despertar seguro que diría ya no somos muchos pueblos por que en Cristo Jesús Uno somos, Elohim ¡aquí nos tienes!

1 comentario:

Lucy Araujo "Fruto do Espírito" dijo...

Saludos en Cristo!

Qué contento que son parte del cuerpo, donde Jesús es la Cabeza que le corresponde.
Excelente texto. Te pido que todos que los que acceder a su espacio se logra por la gracia y el amor de Dios, que es impresionante!
Glorificar al Señor por su vida y ministerio.
Dejo la invatación para visitar si te gusta ser parte del árbol que está dando frutos cada dia.

Santo Beso!