viernes, 29 de abril de 2011

La genealogía de Jesús.

Leer: Mateo 1.1/17
INTRODUCCIÓN: Las primeras palabras con las cuales se inicia el libro es típico del principio del hebreo de introducir las credenciales genealógicas del personaje que se presenta a fin de evidenciar su legitimidad de sus aspiraciones.


Sí un Sacerdote, Su Línea genealógica tiene que proceder de Aarón. Sí es el Mesías, como el caso de Mateo, su propia línea genealógica tiene que proceder básicamente de David por la vía de Salomón.


Esta es la razón por la cual Mateo comienza su libro diciendo: "Este es el libro del registro familiar de Jesucristo, el Mesías Hijo de David... ¿Por qué de David? Porque cualquier judío que se presente delante de Israel como Mesías, tiene que proceder biológicamente de David por la vía de Salomón, por cuánto fue a David que el Eterno hizo la promesa que un descendiente físico suyo , que le nacería de sus lomos, después de él, se sentaría siempre en su trono. Así está documentado en la Biblia.


"Cuándo tus días sean cumplidos en la tierra y duermas con tus padres, estableceré tu simiente después de ti, la que saldrá de tus extrañas y Yo estableceré su reino....." 2º Samuel 7.12


En sentido histórico-literal esto es una referencia a Salomón, pero en un sentido "Espiritual" es una referencia al Mesías, quien sería llamado por esta misma causa, Mashiaj Ben David, (el Mesías hijo de David).


Consecuentemente un judío que no proceda directamente de la Casa de David, por la vía de Salomón , no tiene derecho a sentarse en el trono de Israel, sería simplemente un "impostor" porque no reúne las condiciones establecidas por El Eterno, para el Reino prometido a todas las doce tribus y posteriormente a todas las naciones.


Es aquí dónde la genealogía es fundamental para establecer esa legitimidad y esta es la razón por la que Mateo inicia su libro presentando las credenciales de Jesucristo, un legítimo heredero al trono de David.


Este será uno de los puntos de discusiones más críticos que encontraremos en todo el libro. ¿Por qué? Debido a las irregularidades que encontramos en dicha genealogía las que sumadas a las que encontramos en Lucas 1 requiere un análisis especial y único.


¿Cuáles son esas irregularidades? Mencionaremos las siguientes:

• Según Mateo el padre José, marido legal de María, la que fue la madre de nuestro Maestro, fue Jacob. Pero según Lucas 1 fue Heli, esto es lo qué nos dice Lucas: "Y Jesús mismo, al comenzar su Ministerio, tenía cómo treinta años, el hijo de José, hijo de Elí..." ¿Quién entonces fue el padre de José , Jacob o Helí? La respuesta es que dicho Jacob tuvo el sobrenombre de Eliyahú y se le conocía en sus días como Elí. Por lo tanto no son dos personas, sino la misma. Semejante problema lo encontramos en la Biblia en relación con el abuelo materno de Salomón, Quién fue el padre de BetSabé, la que fue la madre de Salomon, por cuya vía nacería el Mesías. De acuerdo a 2º Samuel 11.3 su padre fue Eliam, pero según 2º Crónicas 3.5 fue hija de Amiel. ¿Cómo podemos explicar esa irregularidad? ¿Cómo puede tener BetSabé dos padres diferentes? ¿Será que estamos en presencia de mujeres distintas, la una Bet Sabé hija de Eliam, y la otra BetSabé hija de Amiel? La respuesta es la misma que en el cazo, no son dos mujeres distintas, sino que el padre era conocido por dos nombres diferentes, uno Eli ´am y el otro Ami ´el. Lo mismo sucede en la genealogía que estamos considerando. Mateo le da un nombre en Lucas el otro, no porque sean diferentes personas, sino conocidos por dos nombres distintos.

• Según Mateo, Jesús es descendiente de David por la vía de Salomón, pues está escrito "Isai engendró al rey David y David engendró a Salomón de la que había sido de Urías, engendró a Roboam y Roboam engendró a Avias, Avias engendró a Asa". Entonces continúa por la vía de Salomón, hasta Yosef Ben Yaakov (Jose) conocido como el padre de Jesús. Pero según Lucas Jesús es descendiente de David por la vía de Natán, no de Salomón. Esto es lo que dice Lucas 3.31: "De Melea, de Mainan, de Matata, de Natán, de David..." ¿Cuál es la diferencia entre Salomón y Natán? ¿No son ambos descendientes de David? Es cierto que ambos son descendientes de David, pero la semilla biológica de la cuál nacería el que sería llamado Mesías, no vendría por otra vía que Salomón como ya hemos visto en la promesa documentada por Samuel. ¿Quién es este Natán? El hijo que tuvo David con su esposa Egla, en Jerusalén antes del nacimiento de Salomón según está documentado en 2º Crónicas 3.3. Como vemos, la promesa del nacimiento del Mesías, el heredero Eterno al trono de Israel, no viene por Natán sino por Salomón. ¿Cómo podría entonces Jesús ser el aspirante legítimo a Mesías, si según Lucas no procede de los lomos de Salomón sino de Natán? Interesante pregunta. Pero debido al hecho que es Lucas quien introduce a Natán en la genealogía de Jesús, lo comentaremos y explicaremos allí, aquí continuaremos con los datos ofrecidos por Mateo.

• Le genealogía de Mateo presenta a Joconías, rey de Judá. Así esta documentado en Mateo 1.11 "Josias engendró a Jeconias y sus hermanos en el tiempo del exilio babilónico". En la traducción popular es visto cómo: Jeconías. Y aquí está el problema, porque según el profeta Jeremías ningún descendiente de Jeconias podrá sentarse jamás en el trono de David. La profecía se encuentra en Jeremías 22.30 y dice así: "Así ha dicho El Eterno: Escribid lo que sucederá a este hombre privado de descendencia, hombre a quien nada próspero sucederá en todos los días de su vida; porque ninguno de su descendencia logrará sentarse sobre el trono de David, ni reinar sobre Judá”. Si José el que fue visto en sus días como el padre de Jesús, desciende de Jeconías sobre cuya descendencia pesa tal maldición, ¿cómo podría Jesús ser un heredero legítimo al trono de David. Sí miramos la profecía, contiene tres maldiciones en una. Primero: Sería contado "como sin hijos", Segundo: No tendrá prosperidad en los días de su vida. Tercero: Ningún descendiente suyo podrá sentarse jamás en el trono de David ni ser el rey de los judíos. La pregunta que debemos hacernos es la siguiente: ¿Son las maldiciones irrevocables o el recurso del arrepentimiento tiene el poder de revocarlas? Las fuentes judías nos demuestran que cuando hacemos un verdadero arrepentimiento, el Eterno en su gran misericordia, puede revocar cualquier maldición que esté sobre nosotros. En efecto leemos en las Sagradas Escrituras que este Jeconias tuvo hijos después de haberse pronunciado la maldición que lo llevo como prisionero de guerra a Babilonia. En 2º Reyes 25.27/28 se documenta que luego de estar en la cárcel, en el deudécimo mes, a los veintisiete días del mes, del rey de Babilonia para la época, libertó a Jeconías, rey de Judá y lo sacó de la cárcel " y le habló amablemente y puso su trono más alto que los tronos de los demás reyes que tenía consigo en Babilonia. Y mudándole su vestimenta de prisionero, de ahí en adelante, comió pan ante él siempre, todos los días de su vida". Esto significa que la segunda maldición fue levantada, pues afirmaba que "no tendría prosperidad en los días de su vida" y aquí vemos que luego de su liberación, fue prospero. ¿Cómo pudo ser próspero con tan fuerte maldición encima? La respuesta es una sola: sí hizo un verdadero arrepentimiento estando en una cárcel, el Eterno qué es lleno de gracia y misericordia lo perdonó y levantó la maldición que estaba sobre él. ¿Qué de las otras dos maldiciones? Miremos lo qué nos informan las Sagradas Escrituras 1º Crónicas 3.17-24 donde leemos. Que Jeconías es visto aquí con hijos y nietos. ¿Cómo pudo tener hijos si la profecía claramente afirma: "Inscribid a este hombre cómo sin hijos". La respuesta es que hizo arrepentimiento y el Eterno que es bueno y misericordioso levantó también la primera maldición, cómo había hecho con la segunda y le permitió tener descendencia. En Mateo leemos lo siguiente: "Nabuconodozor lo tomó (a Jeconías) y lo puso en prisión...los judíos que formaban parte del concilio religioso, se reunieron para inquirir sobre este hecho porque temían que el reino davídico llegará a su fin, cuándo había sido prometido que "Su descendencia será para siempre y su trono como el sol delante de mí" Salmo 89.36 ¿Que hacer a fin de colaborar con el cumplimiento de las Escrituras para que sean cumplidas?. Iremos e intercederemos ante la esposa del gobernador y ella intercederá ante la reina y la reina ante el rey... Jeconías no dejó la prisión hasta que se arrepintió completa y verdaderamente y el Eterno lo perdonó todos sus pecados y su esposa salió embarazada como está escrito: "Salatiel su hijo..." Hasta aquí la cita escudriñando la segunda maldición en las Escrituras. ¿Y que de la tercera maldición? Recordemos cuál fue la tercera: "ningún hombre de su simiente ha de prosperar sentándose en el trono de David y gobernando a Judá" ¿Fue levantada también esta maldición como resultado de su arrepentimiento, de su vuelta al Eterno? Aquí tenemos también la evidencia bíblica para demostrarlo, porque esta escrito que Zorobabel, un descendiente de Jeconías, fue puesto como gobernador de Judá al regreso de la cautividad babilónica (Zacarías 4.1/10)

CONCLUSIÓN: Por tanto el hecho de que Jeconías sea introducido en la genealogía de Jesús lejos de demostrar que lo descalifica para el puesto, revela que en medio de las irregularidades existentes es el candidato apropiado.

Esto puede ser demostrado también desde otra perspectiva, pues la línea davídica hasta alcanzar la promesa dada en relación con la permanencia del trono de David, está llena de irregularidades históricas, pero todo esto ha sido un propósito del Eterno.

REFLEXIÓN: Aunque a nosotros pudiera parecernos algunas cosas ilógicas, todo lo que el Eterno hace, lo hace perfecto y con un propósito. Shalom Ubrajot (Paz y bendiciones)